Cine Cubano Entrevistas Ley de Cine Cubano Noticias Televisión

“La Peña de Piña”, nuevo espacio para revisitar y valorizar la animación de cine en Cuba

Con sus 37 años y llevando a cuestas su inagotable imaginación y talento innato, Ernesto Piña ha logrado terminar un proyecto en el que, según dice, le ha ido la vida.

Y es que su inquietante y contagiosa pasión por el arte de la animación hacen de este joven uno de los herederos de esa deslumbrante y valiosa pléyade de cineastas cubanos que dieron vida, alma y cuerpo a un oficio que requiere virtuosismo, paciencia, entrega incondicional y mucha creatividad, no solo para concebir ideas, personajes, diseños, paisajes y diálogos, sino para asumir el reto de enfrentarse a una complicada trama tecnológica que día a día cambia, se actualiza y complejiza: la animación.

En estas páginas hemos hablado del arte de la animación en Cuba, y sus actuales retos y circunstancias. Precisamente la subvaloración del genero en los diferentes canales de exhibición que existen actualmente en la isla, o en recientes foros de discusión o eventos competitivos, ha sido uno de los motores impulsores de este reto audiovisual que pretende subsanar una deuda histórica con el cine animado en Cuba.

Ahora que el proyecto -que se mueve entre los aparentes contradictorios límites entre lo divertido y lo didáctico- está terminado, entregado a la televisión cubana, y listo para su arrancada, a Ernesto Piña y su equipo de colaboradores le entusiasma ver que pasará después de este primer enfrentamiento con la audiencia nacional. 

Desde ELCINEESCORTAR entrevistamos a este joven creador, a quien debemos agradecer públicamente la imagen de logotipo que acompaña la cabecera de este sitio desde hace más de un año.

Ernesto, en breves palabras ¿qué es “La Peña de Piña”?

“La Peña de Piña” surge de mi inquietud personal como realizador de animados en Cuba que, a pesar de haber tenido la suerte de ser reconocido por mi trabajo en los medios, la prensa, siento de todas maneras que la Animación no está en el lugar que se merece.

¿Por qué afirmas esto?

Por la suerte que he tenido de viajar y conocer parte del mundo, me he dado cuenta de que es un género audiovisual marginado por algunos, y siempre lo ven como un género menor.

Claro, hay animaciones y animaciones… ahora está el 3D que tiene a todos deslumbrados por sus posibilidades creativas e incluso productivas. Una especialidad dominada por Estados Unidos, y por las primeras y grandes potencias de la producción y la distribución internacional.

Entonces, este es un proyecto reivindicativo

Precisamente esta Peña audiovisual ha sido creada para darle promoción y valor, en primer lugar, a las animaciones cubanas, las que apuestan por lo creativo y hacen mover las neuronas, o las que tienen un valor histórico.

Comenzamos por los realizadores que están más apartados, los que hacen obras que solo son asimiladas y difundidas por los festivales de audiovisuales  (los de la Muestra Joven ICAIC,  etc), incluso artistas de la plástica q hacen este tipo de animaciones.

Sueño con abrir también una sección para la animación internacional y entrevistar a sus realizadores, porque muchos afuera padecen del mismo dolor que nosotros. 

Háblame de las características del show

Este show es animado en 2D, con escenario en 3D; también usamos la realidad en fotos y algún que otro video. Dos de mis personajes y yo somos los conductores: La Mía, El Mío y Piña.

La Mia es interpretada por Ariana Álvarez y El Mío por Kike Quiñones, quines han realizado un excelente trabajo a mi modo de ver, pues quedamos muy contentos con el resultado.

En mi caso salgo poco, vengo siendo el director en caricatura detrás de las cámaras, que siempre está regañando a los conductores cuando hacen de las suyas, y hago la voz de mi propio personaje.

Es una Peña de 27 minutos, donde se exhiben animados viejos cubanos de los años 60′ que son una joyita patrimonial, muchos de los cuales se han exhibido muy poco y algunos nunca en la TV cubana. Además, exhibimos animados nuevos, raros, se entrevista a sus realizadores, se exhiben tráilers, videos clips, aunque todos relacionados con la animación.

Los guiones están a cargo de Hugo Rivalta y un servidor. Desde el inicio le hablé a Hugo de convertir en guiones televisivos, por ejemplo, temas como el storyboard o la especialidad animación, de una manera entretenida y divertida.

¿Características formales de este programa televisivo?

La animación es en 2D, cartoon, movimientos limitados pero con diseños atractivos, coloridos, creados por Yemelí Cruz y Adanoe Lima, este último igual intervino como Director de Animación junto conmigo.

La parte musical del show la seleccioné: el buen amigo Miguel Manescau de Tenerife permitió que usara su tema musical “Bumbumchácata” para la presentación y la despedida, y para las cortinillas y secciones usé fragmentos de la obra musical percutiva de un primo hermano mío, que no es porque sea mi sangre, pero es un excelente percusionista cubano, Javier Rodríguez, de su CD “Viaje de ida y vuelta”.

Cuéntame de los avatares de la génesis del proyecto. ¿Por qué si la mayoría de los que intervienen pertenecen a los de Estudio de Animación del ICAIC al final es producido por la Televisión Cubana?

Armar el equipo de realización fue fácil, es mi mismo equipo de realización de siempre, pero la realización del show costó trabajo. Primero la preparación del mismo la hicimos por nuestra cuenta, o sea, el equipo ERPIRO STUDIO.

Luego lo presentamos a los Estudios de Animación ICAIC y fue asimilado, pero luego lo rechazaron porque según los directivos no tenían la suficiente infraestructura para asumirlo. Realmente para mí fue una pena, porque su objetivo es valorar y promocionar la animación en Cuba.

Luego recurrí a un buen amigo, Rubiel García, presidente nacional de la AHS y él me ayudó a viabilizarlo en la TV Cubana. Convoqué a una productora colega de los Estudios de Animación ICAIC que también trabaja de manera independiente, Andrea Fabiani, y le propuse producir “La Peña de Piña”.

Preparamos presupuestos y por suerte el show fue aceptado por Canal Habana, quienes nos hicieron un contrato por encargo y nos dieron la posibilidad de darle crédito a ERPIRO STUDIO como productor ejecutivo.

En cuatro meses logramos hacer 10 programas.

Ernesto, pero eso es una excelente manera de demostrar que una institución estatal del audiovisual cubano puede colaborar proactivamente -y de paso legitimizar su existencia- con una productora independiente de jóvenes realizadores…

Sí, y estamos muy felices ambas partes con el resultado, creo que se logró un producto fresco, dinámico y, sobretodo, un buen promocional de la animación cubana y sus realizadores poco difundidos en el país. 

Ahora a esperar la exhibición en Canal Habana y ver cómo reacciona el público.

Ah, Manolito, te voy a estar debiendo el teaser audiovisual del show. Tan pronto lo tenga te lo envío…

1 Comment

  • Laura
    10/02/2017 at 5:47 PM

    Muy feliz y contenta de que valoren los productos y talentos buenos de nuestro país. Un beso grande para mí Piña

Deja un comentario