Cine Cubano Homenajes Noticias Premios Oscar

Edesio Alejandro y Juan Carlos Tabío: dos cubanos más a la Academia de los Oscar

Las tres invitaciones cursadas ayer miércoles a cineastas cubanos para ser miembros activos de la Academia de Hollywood por sus relevantes trayectorias profesionales deben ser un alerta para repensar en el inmenso talento que Cuba tiene y en la necesidad de apuntalar a una Industria de Cine que en la isla, ahora mismo, necesita de basamentos sólidos para reestructurarse y potenciar sus posibilidades creadoras.

Tres cubanos han recibido sendas invitaciones para ser miembros activos de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos (AMPAS) encargada, entre otras funciones, de nominar y galardonar a cineastas y filmes en los codiciados Premios Oscar.

Ayer reseñábamos en un artículo al editor cubano Ricardo Acosta. Hoy lo haremos con dos grandes cineastas cubanos: Edesio Alejandro y Juan Carlos Tabío.

Edesio Alejandro

En la noche de ayer Edesio, de visita en Miami, recibió la buena nueva y hoy lo reflejó emocionado en su perfil de Facebook. Hablamos con él y no oculta su emoción por tan distinguido honor, al tiempo que aún está procesando la noticia. Dice que ha sido sorpresivo, porque la rama de Música de la Academia es muy selectiva, y hay solo 300 miembros en todo el mundo, de los cuales 29 han sido agregados este año.

En exclusiva para ELCINEESCORTAR expresa su agradecimiento:

“Quiero dar las gracias muy especialmente a Fernando Pérez que me dio la posibilidad de decirle al mundo que podía hacer cine y que después, junto a Gerardo Chijona, me han dejado acompañarlos a los largo de todas sus peliculas. También a otros muchos directores junto a los que he llegado a escribir unas 80 bandas sonoras, entre los que estan Manuel Herrera, Juan Gerard, Daniel Díaz Torres, entre otros.”

“Me siento muy honrado con la decisión de mi incorporación a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, pues es un enorme reconocimiento al trabajo de toda la vida.”

“Gracias a todos los que lo hicieron posible.”

Edesio Alejandro, nacido en 1958, es uno de los más renombrados compositores de música electrónica para filmes, obras teatrales, teleplays y conciertos. En su descomunal currículum encontramos más de 40 piezas para teatro, 13 para televisión y más de 80 para cine.

Inició sus estudios en 1971 en el Conservatorio Alejandro García Caturla y los continuó en el Conservatorio Amadeo Roldán, donde se graduó de solfeo, teoría, armonía, contrapunto, morfología, orquestación y piano.

Comienza su carrera artística profesionalmente en 1976 y en 1998 funda su propio grupo donde ha experimentado la inclusión de sintetizadores a la orquesta sinfónica o mezclar actores, bailarines, músicos o cualquier elemento expresivo que se adapte a sus propósitos, logrando la fusión de las raíces cubanas consagradas en la rumba, la conga y el son en una mezcla inusual con el rap, el fonky, el soul y el hip-hop.

En el 2010 fue nominado a los Latin Grammy y en 2011 a los American Grammy por la producción del álbum “100 sones cubanos”.

En 2013 fue incluido como miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

De él ha dicho el músico Bon Jovi: “Edesio es un músico creativo único, que ha producido composiciones innovadoras de hondo calado emotivo”.

Por su parte, Obbie Obrien dijo: “Edesio combina en un solo individuo las virtudes y el talent carismático de tres gigantes como Elvis Presley, Miles Davis and James Dean.”

Desde ahora, Edesio Alejandro se convierte en otro cubano que por su notable y prolífica ejecutoria musical para el cine es miembro activo de la AMPAS, para cuya consideración fueron valorados sus desempeños en los filmes del director Fernando Pérez “Suite Habana” (2003) y “La pared de las palabras” (2014).

Escuche la Banda Sonora Original del filme “Suite Habana” aquí:

Juan Carlos Tabío

Este es un caso muy especial para la AMPAS porque, como dijimos ayer y en el artículo “Cubanos en los Oscar”, según las reglas de la Academia: ““Academy Award nominees are automatically considered for membership”, es decir, todos aquellos que hayan sido nominados alguna vez son considerados para su membresía sin necesidad de aval de ningún miembro activo.

Y Juan Carlos Tabío, que junto a Tomás Gutiérrez Alea fue nominado en 1994 a los Premios Oscar en la categoría Best Foreign Film o Mejor Filme extranjero por su película “Fresa y Chocolate” (“Strawberry and Chocolate”), y ambos asistieron a la gala de premiación en la que ganó “Burn by the sun” de Nikita Mijalkov, solo ahora es que recibe la invitación para ser miembro de la Academia recomendado por sus filmes “Fresa y Chocolate” (1993) y “Guantanamera” (1995), según se entiende de la lista de nominados a la Promoción 2017 (Class 2017).

© AMPAS

Juan Carlos Tabío, que nació en La Habana en 1943, es el autor de otros célebres y populares títulos del cine cubano como “Se permuta” (1985) y “Plaff” (1988), y en 2014 fue distiguido con el Premio Nacional de Cine por la obra de toda una vida y sus aportes a la cultura y el cine de la isla.

En 1961, comienza a trabajar en el Instituto Cubano del Arte e Industrias Cinematográficos (ICAIC) como asistente de producción y después como asistente de dirección.

Entre 1963 y 1980 realiza más de 30 documentales y, desde 1983 a la actualidad, ha dirigido más de una decena de largometraje de ficción, en los que utiliza predominantemente la comedia como medio para reflexionar sobre la realidad y los problemas sociales de Cuba.

Para él: “Hacer una película es como llenar un barco de amigos”.

Entre 1989 y 1990 fue profesor de guión y dirección cinematográfica en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de San Antonio de los Baños.

Su obra, además de una inmensa popularidad, le ha valido altos reconocimientos internacionales, como varios Premios Coral del Festival de Cine de La Habana, un Premio Goya de la Academia de Cine Española, un Oso de Plata en el Festival de Berlín, la nominación a Mejor Filme Extranjero en los Premios Oscar, y su filme “Lista de Espera” (2000) seleccionada para su exhibición en el Festival de Cannes.

Ahora, con su membresía dentro de la rama de Directores, la Academia de Cine de Hollywood cierra una deuda de honor con quien, desde 1994, merecía estar entre sus filas.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario