Cine Iberoamericano Premios y Festivales de Cine Reseñas

12º Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara: premios y toda la información

ELCINEESCORTAR se complace en presentar una síntesis de toda la información referida al 12º Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara, creado por Humberto Solás en la ciudad de los cangrejos, en Holguín, Cuba.

Más información puede encontrarla en el sitio web del Festival de Cine Pobre

favicon ECC_1

PREMIO ESPECIAL

  • Premio Especial del Festival Internacional de Cine Pobre (FICP) otorgado a:
    Humberto, de Carlos Barba Salva (Cuba, México, España, Francia, Venezuela) 2014
    Sinopsis A cinco años de la desaparición física del legendario director de cine cubano Humberto Solás, sus familiares, colaboradores, actores y técnicos se reúnen para rememorar aspectos de su trayectoria artística.
    Otorgado por el Comité Organizador

FICCIÓN

  • Gran premio al mejor largometraje de ficción. $5.000 otorgado a:
    Tangerine, de Sean Baker (Estados Unidos) por una visión artística original que dentro de su crudeza ofrece un retrato respetuoso; con múltiples lecturas que nos permiten adentrarnos en un mundo anárquico y muchas veces mirado desde nuestros prejuicios. Una película que llevaremos a casa y pensaremos en ella. Dotación otorgada por Havana Club S.A.
  • Mención especial del jurado de ficción otorgada a:
    La Pared de las Palabras, de Fernando Pérez (Cuba) por el acercamiento,al mismo tiempo, audaz y delicado de su director; con una sofisticada narrativa, emparentada con un extremo respeto por sus personajes que terminan en una película que trata de un tema universal a través de la pura observación.
  • Premio especial al mejor cortometraje de ficción. $1.000 otorgado a:
    La profesora de inglés, de Alán González (Cuba) por presentarnos un mundo donde el personaje principal lucha por encontrar el valor de su existencia a pesar de las condiciones sociales, económicas y personales que le son adversas. Dotación otorgada por la Asociación Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Real Embajada de España en Cuba.

DOCUMENTAL

  • Premio al mejor largometraje documental. $2.000 otorgado a:
    El tren de la línea norte, de Marcelo Martín (Cuba) por llevarnos en un viaje que visibiliza artísticamente el abandono de comunidades dejadas a su suerte. Dotación otorgada por Ítaca Films, México.
  • Mención de honor del jurado largometraje documental otorgado a:
    Llévate mis amores, de Arturo González Villaseñor (México) por la valentía con que se representa a una comunidad de mujeres que da un ejemplo de solidaridad y de esperanza en un tema universal como la emigración.
  • Premio al mejor cortometraje documental. $1.000 otorgado a:
    La despedida, de Alejandro Alonso (Cuba) por exponer con alto valor estético, el drama humano de un individuo en el ocaso de su vida.
    Dotación otorgada por el cineasta Pascual Guerrero (ACIPA), Colombia.
  • Mención de honor del jurado cortometraje documental otorgado a:
    Musawat. Inclusión en los campamentos saharauis, de Darwin Dikó Cañas (Venezuela) por exponer crudamente y con una fuerte carga espiritual, los conflictos y las realidades de sujetos marginados o silenciados.

ANIMACIÓN Y VIDEOARTE

  • Premio a la mejor animación y videoarte. $1.000 otorgado a:
    El Bohío, de Juan Carlos Pérez (Cuba) por su gran sentido novedoso y experimental, al darle vida a una casa de pescadores o un bohío costero que cobra vida lentamente mientras toma su viaje al fondo del mar, reviviendo lo imposible como un sueño y buscar renovar su nuevo entorno de soledad. Historia contada con imaginación e ideas muy originales.
  • Mención especial del jurado de animación y videoarte otorgado a:
    Unordinary Journey in an ordinary day, de Yoshino Aok

GUION DE FICCIÓN INÉDITO DE LARGOMETRAJE

  • Premio al mejor guion de ficción inédito de largometraje. $2.000 otorgado a:
    Repatriación de Claudia Rojas (Cuba) por abordar diversos temas de la realidad cubana actual, con una mirada plural y esperanzadora.
    Dotación otorgada por el cineasta Pascual Guerrero (ACIPA), Colombia.
  • Mención especial al guion de ficción inédito de largometraje otorgado a:
    Los vivos de Alan González (Cuba) por su complejidad narrativa y el sugerente tratamiento de la historia.

OTROS PREMIOS

  • Premio Telesur a la mejor obra documental otorgado a:
    Llévate mis amores, de Arturo González Villaseñor (México) por mostrar una realidad tan dura como es el viaje de las personas migrantes hacia los Estados Unidos y hacerlo a través del trabajo solidario de un pequeño grupo de mujeres mexicanas, las matronas, que arriesgan su vida a diario para dar de comer a una parte de esos dos millones de personas que cruzan la frontera de México con Estados Unidos cada año. Por mostrar de una manera descarnada el tema de la migración en nuestro continente a través del empleo acertado de los recursos del documental y considerando que la obra puede contribuir al debate sobre el tema de la migración hacia el norte desde América Latina. Otorgado por Telesur.
  • Premio Sara Gómez a la mejor obra realizada por una mujer que combine una alta calidad artística y proyección de género. Otorgado a:
    Una Vez, de Sonia Madrid y María Guerra (España) porque además de denunciar el maltrato físico y moral hacia las mujeres con efectividad, propone una salida digna, mostrando dominio artístico en la realización e indiscutible proyección de género. Otorgado por la Red Internacional de Realizadoras de Cuba.
  • Premio de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica y de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica de Cuba otorgado
    a:
    La Visita, de Mauricio López Fernández (Argentina, Chile) por sus logros al crear un ámbito audiovisual bien estructurado sobre la base de un relato y una dramaturgia cuidadosa y eficiente, para construir personajes, situaciones y una historia familiar afectada por y, a la vez, expresión de graves represiones y conflictos sexuales y sociales, en particular con la otredad y separaciones de las normas instituidas; todo ello mucho más sugestivo y contenido que desbordado, entre cuyas excelencias fílmicas valen mucho más la fotografía rica y eficaz en sus ángulos, perspectivas y objetos de la mirada, sin falsos alardes técnicos ni formales. Otorgado por (ACPC/FIPRESCI) de Cuba.
  • Premio de la Federación Cubana de Cine Clubes de Cuba a la Mejor Obra Documental otorgado a:
    La Gallina, de Manel Fraga (España) por su creatividad fílmica , heredera y actualizadora de las mejores tradiciones del surrealismo,
    el expresionismo y el simbolismo, al relatarnos con relativa brevedad una historia de vida difícil, posesiones y muertes, con una estructura cuyos personajes, sucesos y demás factores, plenos conceptos y expresividad, son propuestos a nuestra recepción con una excelente fotografía en blanco y negro y una no menos excelente banda sonora sin diálogos con una sobria pero idónea atmósfera sonora. Otorgado por la FCCC de Cuba.
  • Premio Especial del BFC al Mejor Guion Inédito Largometraje de Ficción
    otorgado a:
    Making de Eduardo del Llano (Cuba) por considerar que este guion refleja con una escritura fresca y pícara las dificultades y virtudes de la producción de cine. Otorgado por el Brooklyn FilmmakersCollective (BFC).

El jurado del 12º Festival estuvo compuesto por:

FICCIÓN: Arturo Sotto Díaz (Cuba), Marlene Dermer (Estados Unidos de América), Néstor Jiménez (Cuba), Diana Vargas (Estados Unidos de América) y Juan Pin Vilar (Cuba)

DOCUMENTAL: Jorge Dalton (El Salvador), Gustavo Arcos (Cuba), Natalia Bolívar (Cuba), Rosanna Maule (Italia) y Julio Santucho (Argentina)

ANIMACIÓN Y VIDEOARTE: Willard Morgan (Estados Unidos de América), Eirene Houston (Inglaterra) y Gustavo Echeverría Estrada Cuty Ragazzone (Cuba)

GUION INÉDITO PARA LARGOMETRAJE DE FICCIÓN: Juan Carlos Tabío (Cuba), Alberto Ramos (Colombia) y Arturo Infante Vieiro (Cuba)

cinepobre_7

PALABRAS DE JORGE PERUGORRIA, ACTUAL PRESIDENTE, DURANTE LA INAUGURACION DEL 12º FESTIVAL INTERNACIONAL DEL CINE POBRE DE GIBARA 2016

En el año 2000, durante el rodaje de Miel para Oshún”, bajo la dirección del maestro Humberto Solás, conocí Gibara. Me la presentó como quien te presenta un viejo amor, una novia olvidada de la juventud, de la época de Lucía”, que el cine volvía a poner en su camino. De ese reencuentro nació este Festival.

Solás se encontraba en medio de otro gran desafío como creador. Estaba rodando la primera película cubana en formato digital, de bajo presupuesto y con un equipo reducido. Como el artista visionario que siempre fue, comprendió que ese cine independiente era el único camino posible para el cine cubano y para el cine de autor, sobre todo hecho por los jóvenes.

“Cine Pobre no quiere decir cine carente de ideas o de calidad artística, sino que se refiere a un cine de restringida economía que se ejecuta tanto en los países de menos desarrollo o periféricos, así como también en el seno de las sociedades rectoras a nivel económico-cultural, ya sea dentro de programas de producción oficiales, ya sea a través del cine independiente o alternativo.”

Este año celebramos la duodécima edición del Festival y es para mí un honor y un compromiso cuidar esta criatura que nació del amor del maestro a Gibara, a su gente y al cine.

Mi reconocimiento a la familia Solás, en especial a Sergio y Aldo Benvenuto, que ayudaron al maestro a hacer realidad este sueño, e incluso lo continuaron sin él durante unos años. Mi reconocimiento también a Lester Hamlet, que dejó de hacer dos películas por hacer dos ediciones de este Festival.

Al ICAIC y a las autoridades de Gibara y Holguín, por haber defendido el Festival en los momentos más difíciles.

A todos los artistas que han colaborado con el Festival desde que Humberto hizo el primer llamado.

A todo el equipo que ha trabajado y trabaja con entusiasmo y amor en el Festival.

A los gibareños, que desde el 20 al 24 de abril vestirán de cine la Villa Blanca de los Cangrejos, para celebrar junto a sus invitados su cumpleaños 200.

MANIFIESTO DEL FESTIVAL DE CINE POBRE

por Humberto Solás

ACLAREMOS LOS MALENTENDIDOS

Cine pobre no quiere decir cine carente de ideas o de calidad artística, sino que se rfiere a un cine de restringida economía que se ejecuta tanto en los países de menos desarrollo o periféricos, así como también en el seno de las sociedades rectoras a nivel económico-cultural, ya sea dentro de programas de producción oficiales, ya sea a través del cine independiente o alternativo:

1.- El intento de globalización acentúa el abismo entre el cine pobre y un cine rico. Ello comporta, definitivamente, el peligro de la implantación de un modelo único de pensamiento, sacrificando a su paso la diversidad y la legitimidad del resto de las identidades nacionales y culturales.

2.- Hoy día es la revolución tecnológica en el cine la portadora de eficaces medios de resistencia a este proyecto despersonalizador, al consolidarse progresivamente nuevas posibilidades técnicas que, como en el caso del video digital y su ulterior ampliación a 35mm, reducen notablemente los procesos económicos de la producción cinematográfica.

3.- Ello repercute en una gradual democratización de la profesión, al desequilibrar el carácter elitista que ha caracterizado a este arte vinculado inexorablemente a la industria.

4.- Aprovechar y estimular esta reducción de costos de producción significará en un futuro inmediato la inserción en la cinematografía de grupos sociales y de comunidades que nunca antes habían tenido acceso al ejercicio de la producción del cine, a la vez que dará perdurabilidad a las incipientes cinematografías nacionales.

5.- Ello será el baluarte fundamental para escapar de un sentimiento de indefensión ante el vandalismo globalizador y permitirá legitimar, de una vez y por todas, la polivalencia de estilos, legados y propósitos de un arte que no será patrimonio de un solo país ni de una sola e impositiva concepción del mundo.

6.- Para que esto ocurra eficazmente, habrá que derribar el muro del control de la distribución cinematográfica por un solo grupo de mayores o transnacionales, que genera la alienación del público, al no tener éste acceso a las obras de sus autores nacionales.

7.- Ello nos permitirá luchar contra el espectáculo de la violencia gratuita cinematográfica, que envilece a las audiencias y especialmente a los espectadores más jóvenes.

8.- Una gradual desalienación del público sólo será fecunda si los diferentes gobiernos implantan acciones legales que apoyen la producción y la distribución de sus obras cinematográficas autóctonas.

9.- Entonces el cine habrá salido, definitivamente, de la era de la barbarie.

cinepobre_9

 

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario